Cascos HJC

Cascos HJC: ¡De cabeza!

Aunque se pueden encontrar en diferentes presentaciones y adaptados a distintas situaciones, los cascos tienen una finalidad común: brindarte protección y seguridad frente a cualquier accidente.

El mayor catálogo de cascos. ¡No te rompas la cabeza!

No importa si es al momento de conducir una motocicleta, una bicicleta, practicar algún deporte como fútbol americano, skateboarding, salto de altura, boxeo o incluso para protección laboral, queda claro que es un instrumento indispensable para tu cuidado.

¿Qué tal si le echas un vistazo a esta web? ¡Seguro encontrarás información sumamente interesante!

¡Navega encuentra el producto que necesites!

Tipos de cascos: porque tu seguridad también es importante

Y por eso es importante que conozcas todo lo relacionado con los tipos de cascos que puedes encontrar en el mercado, porque para nosotros, un casco salva vidas.

¿Qué es un casco?

Antes de adentrarnos en los diferentes tipos y modelos de cascos, es importante definirlo. Se trata de un instrumento de plástico, metal u otro material que brinda protección a la cabeza frente a posibles golpes y heridas que puedan ser ocasionadas por colisiones o  la caída de objetos.

¿Para qué sirve un casco?

Como te comentamos anteriormente, el casco brinda protección y seguridad a la cabeza frente a posibles golpes ocasionados por distintos motivos o para prevenir impactos de objetos, bien sea lanzados o que caigan.

De esta manera, es posible evitar sufrir heridas que puedan poner en riesgo la integridad física de la persona y evitar daños a cualquier escala, incluso, prevenir la muerte.

Materiales con lo que está construido un casco

Cada casco cuenta con una fabricación específica según el entorno donde será usado. Es decir, un casco de motociclista no será igual al que utilizan los mineros o un jugador de hockey, por ejemplo.

No obstante, existen ciertas particularidades que comparten estos equipos en cuanto a los materiales para su fabricación. Por lo general, cada uno de ellos cuenta con una ficha técnica donde se encuentran especificados todos y cada uno de los materiales empleados.

Materiales de fabricación de los cascos de motocicleta

En el caso de los cascos de moto, pueden estar compuestos por distintos materiales. Por lo general, los más sencillos y por ende económicos suelen estar compuestos por policarbonato.

Otros modelos más complejos, pueden llegar a estar fabricados por diferentes fibras entrelazadas y adheridas entre sí gracias a una resina especial y un diseño a través de un molde especial a presión y temperaturas controladas. Estos materiales suelen ser la fibra de vidrio, fibra de aramida o Kevlar y fibra de carbono.

En cuanto a la parte interior, aquella que se encuentra entre el acolchado interior y la cubierta o “calota” externa, suelen estar fabricadas en poliestireno expandido o EPS en distintas densidades acorde al tipo de impacto para el cual esté diseñado el casco.

Por último, el acolchado interior suele estar hecho de un tejido antialérgico y antibacteriano, además de ser fácilmente desmontable para lavarlo o reemplazarlo en caso de deterioro, ya que es la parte que estará en contacto directo con la cabeza o incluso rostro de la persona.

Materiales de fabricación de los cascos de bicicleta

Cuando se habla de cascos para montar bicicletas, el diseño, la fabricación y los materiales son distintos a los que se emplean en los de moto. En este caso, encontramos unos cascos compuestos por tres partes: capa interior, la carcasa protectora y el sistema de sujeción y retención.

En el primer caso, la capa interior suele estar fabricada de poliestireno expandido EPS, ya que es la parte más importante del casco al ser la encargada de la absorción de los impactos. Dichos compuestos, le permiten absorber el impacto, aplastarse y romperse si es necesario para mantener la integridad de la persona.

En lo que respecta a la carcasa protectora, encontramos que está fabricada por lo general en plástico tipo ABS. Sin embargo, es posible encontrar otras alternativas donde se emplea la fibra de carbono o el policarbonato.

Esta se encarga de proteger el poliestireno interno del desgaste y agentes abrasivos. Por supuesto, su dureza dependerá del tipo de disciplina que se practica. Por último, el sistema de sujeción y retención se encuentra compuesto por cintas o correas que permiten el correcto ajuste del casco a la cabeza.

Estas correas por lo general incorporan almohadillas en lugares estratégicos con materiales antibacterianos e incluso térmicos que logran un mejor control de la humedad y temperatura.

Tipos de cascos

Como te hemos comentado, existen diversos tipos de cascos, cada uno adaptado a una situación en particular. Por lo que es posible encontrar equipos de seguridad, para motos, para bicicletas, para skateboarding y más. A continuación te presentamos algunos tipos de prendas de protección según cada disciplina.

Cascos de seguridad

Los cascos de seguridad son equipos de protección personal que suelen ser utilizados por trabajadores en diversos sectores productivos. Su principal función es proteger la parte superior de la cabeza de cualquier herida o impacto que pueda generarse por la caída de algún objeto.

Estos cascos están compuestos por los siguientes elementos:

Casquete: Es el elemento de material resistente y de terminación lisa que da forma a sección externa del casco.

Visera: Se refiere a la prolongación del casquete por encima de los ojos.

Ala: Es el borde que circunda el casquete.

Arnés: Hace referencia al conjunto completo de elementos que permiten mantener el casco en posición sobre la cabeza y de absorber energía cinética durante un impacto.

Banda de cabeza: Es la parte del arnés que rodea total o parcialmente la cabeza por encima de los ojos de forma horizontal y que suele tener una circunferencia mayor que la de la cabeza.

Banda de nuca: es una banda que se regula y, además, se ajusta detrás de la cabeza.

Barbiquejo: es una banda que ayuda a sujetar la prenda bajo la barbilla. Es opcional.

Cascos de ciclismo

Los cascos de ciclismo son aquellos que se emplean por parte de los ciclistas para proteger su cabeza frente a cualquier caída o accidente que puedan sufrir durante el recorrido. Es posible encontrar cuatro categorías principales de este tipo de cascos:

Cascos para mountain bike: Se trata de equipos un poco más pesados y menos ventilados que otros modelos de la categoría y porque brindan una mayor protección. Además, este tipo de cascos suelen tener la parte posterior más alargada con la finalidad de brindar una mayor protección a la zona occipital del cráneo.

Cascos de carretera: A diferencia de los cascos de mountain bike, los de carretera son mucho más ligeros y más ventilados. No obstante, la parte posterior de estos cascos suele elevarse para brindar una mayor aerodinámica

También existe una tendencia en esta categoría de prendas llamada “semi aéreos”, la cual son un híbrido entre los cascos de carretera y los de crono, ya que cuentan con una mejor aerodinámica y una mayor ventilación gracias a una serie de aperturas frontales. Sin embargo, no son los más recomendables cuando de ciclismo de asfalto puro se trata.

Cascos aerodinámicos: Se trata de equipos de protección pensados en brindar la mayor velocidad y menor resistencia al viento posible, puesto que están desarrollados para ciclistas que van contrarreloj.

Estos cascos suelen estar completamente cerrados y, por lo general, contar una cuna cola y un lente, que no funciona como una visera, sino como una especie de gafa integrada para proteger al ciclista del viento.

Cascos urbanos: Son modelos más modernos que cuentan con un diseño más compacto y versátil. Por lo general cuentan con una estética más freestyle, lo que los convierte en una buena alternativa para la práctica de otras disciplinas como patinaje sobre ruedas o skateboarding.

Cascos para motos

Más allá de ser un instrumento indispensable a la hora de manejar una moto, representan una herramienta de protección y seguridad al momento de desplazarse en este tipo de vehículos. Por lo tanto, dejando de lado los aspectos estéticos, es posible encontrar cinco categorías de cascos para motos:

Cascos retro: Se tratan de los modelos más básicos y sencillos de todos. Este tipo de casco es más popular por su diseño que por seguridad, ya que no suelen brindar protección a la cara ni la nuca. Sin embargo, suelen ser muy cómodos y los más sencillos de usar.

Cascos Jet: Son prendas muy habituales en conductores de ciudad, ya que sí brindan protección en la nuca y la zona lateral de la cabeza, especialmente para las orejas.

Por lo general, no cuentan con protección para el rostro, aunque algunos suelen incluir una pantalla transparente, que aun así no es tan resistente a fuertes impactos.

Suelen ser muy ligeros y contar con un tamaño reducido para ser compacto pero no al mismo nivel de los retro, brindando una estética más urbana y muy polivalente.

Cascos integrales: Se trata de los equipos con mayor protección de todos. Como lo indica su nombre, se trata de un casco compuesto de una sola pieza que no puede ser desmontada y que brinda protección a la cara, barbilla y alrededor de la cabeza. Se trata de la opción más recomendable en términos de seguridad.

Cascos modulares: Se trata de un tipo en específico que ofrece gran protección aunque en menor nivel que los modulares. Por lo general, suelen tener gran similitud con los cascos integrales, con la particularidad de abatir el mentón, pudiendo transformarse en lo que podríamos llamar un casco jet.

Cascos Off Road: Son prendas conocidas en el mundo de motocross, trial o enduro. Estos cascos están íntegramente diseñados para la práctica de estos deportes, ya que brindan una gran visibilidad y buena ventilación.

Cascos para motocross o motocicleta

Se trata de cascos capaces de brindar gran protección desde la parte superior de la cabeza hasta la nuca. Estos son pensados para evitar el paso de polvo y barro, así como un diseño muy liviano por la utilización de materiales como la fibra de carbono o kevlar.

Por lo general, los cascos de motocross o motocicleta no cuentan con pantalla protectora, ya que la mayoría de pilotos prefieren utilizar gafas. Gracias a su diseño pensado específicamente para este deporte, son capaces de resistir golpes e impactos que puedan generarse en esta disciplina.

Cascos para patinar y hacer skateboard

Junto a las coderas, rodilleras y las muñequeras, los cascos para patinar son parte de los elementos indispensables para la práctica de este deporte. Están diseñados principalmente para proteger completamente la cabeza y la nuca frente a posibles caídas y accidentes.

Estos equipos incorporan un sistema de ajuste y retención muy fácil de usar que permite mantener la prenda en la posición correcta, incluso cuando el patinador realiza algún tipo de pirueta o acrobacia. Suelen ser muy robustos pero ligeros y muy cómodos, así como incluir varios orificios que permiten la circulación del aire para una correcta ventilación.

Cascos para alpinismo (mountaineering)

Los cascos para practicar alpinismo cuentan con ciertas características que los hacen determinantes para la práctica de este deporte de manera segura. Están diseñados para proteger al alpinista frente a la caída de piedras, golpes contra la pared de la montaña o incluso proteger de alguna saliente rocosa al escalar.

Aun así, existen diversos tipos de cascos para alpinismo, en los que es posible encontrar tres grandes grupos o categorías:

Robustos de carcasa rígida: Suelen estar fabricados de ABS, pueden o no incluir una almohadilla en su interior de poliestireno y cuentan con una estructura textil que brinda un ajuste correcto a la cabeza.

Ligeros y ultraligeros de espuma expandida moldeada: Fabricados en polipropileno, poliestireno o EPS, cuentan con una delgada lámina exterior de protección que funciona como elemento de absorción generalmente hecha de policarbonato.

Ultraligeros de espuma: Están fabricados de polipropileno o EPS bajo un diseño monobloque y sin componentes adicionales.

Es importante destacar, que estos objetos pueden contar con detalles de construcción que facilitan la adaptación de diversos accesorios indispensables para la práctica de esta disciplina como puede ser linternas, pantallas de protección y otros. 

Cascos para salto de altura

Es un elemento obligatorio al momento de realizar cualquier salto de altura, especialmente cuando se trata de alumnos o principiantes. Aunque generalmente son empleados por paracaidistas experimentados como método de protección.

Estos pueden ser totalmente de cuero estilo aviador, completamente cerrados o con una abertura en la parte delantera. Son altamente resistentes y cuentan con un diseño que se adapta a las necesidades del paracaidista. Alguno incluso, puede contar con la capacidad de agregar accesorios como cámaras de video o fotos.

Cascos para fútbol americano

Dentro de los cascos para fútbol americano es posible encontrar dos variantes. La primera, son los cascos “juveniles”, los cuales se encuentran fabricados en plástico ABS que les brinda gran durabilidad y los hace más económicos.

Estos generalmente incorporan interior acolchado que brinda un máximo soporte a la cabeza, además, es posible encontrar algunos modelos que incluyen una especie de ventosas que mejoran la absorción de fuertes impactos.

Por su parte, los cascos para “adultos”, están fabricados en policarbonato de Lexan, siendo altamente resistentes. En su interior, es posible encontrar una cobertura de colchones diseñados especialmente para la absorción de impactos fuertes o cubiertas acolchadas y ventosas de aire que permiten ajustar adecuadamente el casco a la cabeza del jugador.

Estos cuentan con los siguientes componentes:

Sistema de aire: Diseñados para regresar el sistema de aire, que protege de los impactos, a su estado original más rápido después de un golpe.

Sistema de gajos: Son una serie de colchones que amortiguan el golpe hacia la parte frontal, la quijada y la nariz, pudiendo variar de tamaño según la medida de la cabeza.

Barbijos: Protegen la parte de la mandíbula, por medio de una pequeña copa la cual cubre la parte de abajo y alrededor de la mandíbula.

Barras: Estas sirven para proteger la cara del jugador. Se encuentran en la parte frontal del casco y según su modelo, optimizan la protección y dan visibilidad al jugador según su posición.

Cascos para hockey

Los cascos para hockey permiten proteger y dar seguridad a la cabeza contra los golpes o caídas. Estos, deben estar aprobados por el Hockey Equipment Certification Council (HECC) y deben incluir una máscara que brinde cobertura a todo el rostro, con un protector para la barbilla y una correa o cincha.

Es importante destacar, que todos los cascos para hockey deben llevar siempre la correa de la barbilla abrochada y apretada para que el equipo de protección se mantenga en su lugar.

Casco para esquiar

Este tipo de prendas está construido y diseñado para la práctica de deportes de invierno. Están fabricados bajo una especie de carcasa dura, y absorben los impactos gracias a su acolchado especial interior. Algunos de ellos pueden venir con rejillas, orejeras, monturas para gafas y cámaras u otros accesorios.

Cascos de boxeo

Cuando se practica este deporte, la utilización de cascos de boxeo es indispensable el uso de esta indumentaria. Su función es amortiguar y frenar los golpes del oponente, así como proteger las posibles caídas en el ring. Esto es posible gracias a su acolchado y reforzado especial. Es posible encontrar cuatro categorías principales:

Sparring con pantalla extraíble: Es el modelo de mayor protección, aunque sacrifica el confort y campo de visión.

Con barra frontal de protección: Este tipo de prenda garantiza una protección perfecta para mejillas y la zona nasal. La barra frontal generalmente está compuesta por espuma y gel que absorben los impactos además de una pieza de metal para dar robustez a la estructura.

Con protección de mejillas y mentón: Son mucho más cómodos y brindan gran protección, aunque a diferencia de otros modelos, estos dejan al descubierto la zona nasal.

Casco protector abierto: Este es el modelo más cómodo y el que mejor visión favorece. Por lo general, son usados en competición y en niveles más avanzados.